Talasofobia

Cristóbal Sarro es el artista invitado para esta ocasión con un proyecto original pensado especialmente para el espacio de la galería que incluye distintos elementos que crean una experiencia sensorial única. Cristóbal Sarro, artista poblano emergente, cuenta ya con experiencia y reconocimiento en el trabajo gráfico que ha venido desarrollando tanto en el dibujo de libreta como en el trabajo de gran formato que hace al muro y sobre otros soportes de gran tamaño en donde recurre constantemente a composiciones con animales, huesos y otros elementos de la vida silvestre. El dibujo de animales es constante en su trabajo pero no se limita a la representación sino que lo asimila como una posibilidad de explorar otros medios y soportes en los cuales integra capas de papel superpuestas en donde dibuja el mismo animal en distintos momentos y procesos de transformación con los cuales hace evidente la vulnerabilidad de la vida y la degradación de los cuerpos. El experimentar con estos temas ha logrado que su obra salte a soportes alternos, grandes formatos y al poderse vincular con diferentes medios tales como el vídeo, la fotografía, y el stopmotion. Para esta exposición Cristóbal ha resuelto hacer una sola pieza, una instalación de arte total, un dibujo monumental al muro que abarca la totalidad de la galería pero no sólo eso, además ha decidido colaborar con otros creativos para generar una experiencia envolvente en donde el recorrido y la presencia misma del espectador dentro de la galería activan y complementan la exposición. 

TALASOFOBIA es un miedo al océano abierto, estar rodeado de agua y a no saber que se puede encontrar debajo acechando, Cristóbal toma la idea de espacio abierto y desconocido para esta exposición por la escala y la dinámica del recorrido que propone y de los elementos que integra. Con una composición de audio que acompaña al espectador y una iluminación intermitente que se activa por el recorrido de los visitantes además de otros elementos escultóricos Sarro busca generar otras posibilidades de experimentación de su dibujo como una experiencia sensible única y que sólo existe en el espacio y periodo que estará abierta la exposición al público. El trabajo de Cristóbal tiene una gran virtud y es que se puede disfrutar a distintas escalas, por el formato de la intervención, los elementos que integra y el recorrido que propone la pieza se puede experimentar como una totalidad envolvente pero también se puede experimentar en la intimidad que genera en cada detalle de trazo en fragmentos de la obra que trabaja obsesivamente a partir de la línea para generar el efecto visual que busca y que es acompañado por el resto de elementos sensoriales. Sin duda será una experiencia única que valdrá la pena visitar ya que el espacio de la galería se transforma radicalmente para ofrecer al visitante una exposición fresca e interesante.

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp